Orgasmo femenino: Claves para llamarlo, ¡y que venga!

Publicado: 16 Septiembre 2014 in: Blog

Hoy vamos a hablar del orgasmo femenino, ese momento de descarga de la tensión sexual acumulada durante las fases anteriores de excitación y meseta y que deja una relajación y satisfacción física y psíquica.

Los orgasmos se pueden sentir de manera diferente dependiendo de las situaciones, las personas, el estado físico y psicológico, habiendo personas que con un orgasmo quedan saciadas y otras que pueden tener varios orgasmos… y también hay diferentes maneras de llegar a él: a través de la estimulación del glande del clítoris, del punto G, a través solo de fantasías (éste sí es totalmente entre las orejas), de la estimulación de los pezones, contrayendo la parte interna de los muslos, a través de la estimulación de las orejas, del ano o de otras zonas erógenas )… por todo esto, a mi no me gusta ponerle apellidos al orgasmo tales como orgasmo clitorial o vaginal porque entonces habría que incluir también el “fantasial”, “pezoidal”, “orejal”… aunque sí es cierto que la mayoría de las mujeres llegan a él a través de la estimulación del glande del clítoris pero… ¿dónde es realmente donde se produce el orgasmo?, ¿entre las piernas?, ¿en los pezones?, ¿en los labios, cuello…?. El orgasmo se produce ENTRE LAS OREJAS, es decir, en el cerebro aunque, para que lleguen a él mensajes de placer, es conveniente empezar la fiesta en alguna parte del cuerpo.

 


Lo llamemos como lo llamemos, comúnmente se tratan de contracciones involuntarias y sentidas como hacia dentro, aunque también hay otro tipo de contracciones que son como de expulsión y se asocian al orgasmo producido a través de la estimulación del punto G, aunque muchas mujeres también sienten estas contracciones hacia afuera con la sola estimulación del glande del clítoris.

Además, las mujeres pueden ser multiorgásmicas con relativa facilidad, más aún con la ayuda de un vibrador.

Llegando a este punto me diréis, vale, y ahora, ¿qué hago para que venga el orgasmo?, pues muy fácil, llamarlo, teniendo en cuenta algunas fichas indispensables en el puzle

ClavesOrgasmo (vídeo):

Antes de nada, Cread el Deseo, esto fundamental para comenzar la Respuesta Sexual, es el combustible necesario para la maquinaria. Puedes hacerlo a través de diferentes estímulos que sean eróticos para ti, ver, escuchar, oler, sentir… lo que a ti te pone.

Concentráos en el aquí y el ahora, lo que otras veces hemos nombrado como la clave erótica. Dejad las preocupaciones de lado y pasar a las ocupaciones placenteras, daos permiso para el placer (por raro que suene, no se nos ha educado para el placer y el disfrute) y dejad el control apartado. Recordad que el sexo es un juego divertido, no lo convirtáis en una prueba de obstáculos que hay que librar.

Para mantener esta clave erótica te puedes ayudar de las fantasías (de las que ya os hemos hablado en otro vídeo) y de las sensaciones sensuales de las caricias en todo el cuerpo.

También es necesario estar relajadas, algo que puede ayudar a ello es crear el ambiente en el que estéis cómodas: poned una música que os guste y os ayude a concentraros en lo que estáis sintiendo, que os traiga al aquí y ahora, así como jugar con la luz (velas, lámparas de diferente intensidad…), los olores y diferentes texturas para descubrir nuevas sensaciones.

Y cómo no, el autoconocimiento para saber qué os gusta, tanto física como psíquicamente, y luego saber comunicarlo a las personas con las que queráis compartir estos momentos de intimidad, ya que, a no ser que estéis con una persona adivina, no tiene por qué saber lo que quieres y lo que a ti te gusta, a no ser que tú se lo digas o se lo muestres. Una forma muy erótica de mostrar a tu pareja lo que te gusta es a través del autoerotismo, hazlo delante de él o ella para que vea, como en un cine, qué es lo que te gusta. A la  vez, tu pareja puede enseñarte cómo le gusta a ella y, en vez de palomitas como en el cine, podéis tener pintura corporal para picar ;).

Al igual que en el hombre una parte muy sensible es el glande del pene, en la mujer es el clítoris y varias zonas de él, como el glande y el punto G (vídeo PuntoG ).

Los músculos pubococcígeos o el más conocido suelo pélvico, también son un soporte maravilloso para el orgasmo, ya que unas contracciones de un músculo flexible, se notan. Además, el ejercicio del suelo pélvico aumenta la sensibilidad vaginal, ya que favorece la llegada de sangre al clítoris y lo erecta. ¿Mi consejo? Haceos con unas buenas bolas chinas que os ayuden a fortalecerlo.

Y ya con todo esto en la mochila, solo falta ponerse manos a la obra con la mente puesta en modo abierto y de placer y dejándoos llevar por las diferentes sensaciones dependiendo de las partes que estimuléis y de cómo os sintáis en cada momento, así descubriréis qué es lo que más os gusta a cada una de vosotras porque sois personas ÚNICAS. Y, para terminar, si queréis saber aún más sobre este tema, podéis también ver el vídeo: Orgasmo femenino, cómo alcanzarlo.

Hasta la próxima placerowers,

Victoria Romero Asarta
Pedagoga, Sexóloga y Coach
El Placer es Nuestro


Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

 


 

 

442 comments

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Conéctate con nosotros

Suscríbete a nuestro rss, visita nuestro canal de vídeos o forma parte de nuestras secciones en Facebook o Twitter

Donde tú quieras

Las reuniones con tus amistades serán en cualquier punto de Madrid.
615 695 369
hola@elplaceresnuestro.org

El placer es nuestro

Te encuentras en Orgasmo femenino Claves para llamarlo y que venga